Existe un compromiso social avalado por declaraciones de ámbito internacional a favor del acceso abierto a la comunicación científica. Las más importantes son:


En el contexto europeo, la Comisión está potenciando la promoción del acceso abierto de los resultados de la investigación financiada por la Unión Europea con iniciativas como el Séptimo Programa Marco de Investigación y Desarrollo 2006-2013 o el European Research Council, obligando al depósito de dichos resultados en los repositorios institucionales o en OpenAIRE. Específicamente, la Comisión Europea espera de los investigadores que "Depositen sus publicaciones o manuscritos finales a la publicación en un repositorio institucional o temático apropiado [...] Hagan todo lo posible para garantizar el acceso abierto a estos artículos en un plazo comprendido entre 6 y 12 meses tras su publicación".


En el marco jurídico español hay que reseñar:

  • La Ley 14/2011, de 1 de junio, de la Ciencia, la Tecnología y la Investigación que en su artículo 37.2 sobre la difusión en acceso abierto establece que "El personal de investigación cuya actividad investigadora esté financiada mayoritariamente con fondos de los Presupuestos Generales del Estado hará pública una versión digital de la versión final de los contenidos que le hayan sido aceptados para publicación en publicaciones de investigación seriadas o periódicas, tan pronto como resulte posible, pero no más tarde de doce meses después de la fecha oficial de publicación [...] La versión electrónica se hará pública en repositorios de acceso abierto reconocidos en el campo de conocimiento en el que se ha desarrollado la investigación, o en repositorios institucionales de acceso abierto".
  • El Real Decreto 99/2011, de 28 de enero, que regula las enseñanzas oficiales de doctorado cuyo artículo 14.5 determina que "una vez aprobada la tesis doctoral, la universidad se ocupará de su archivo en formato electrónico abierto en un repositorio institucional".
  • La Orden 679/2009, de 19 de febrero, de la Comunidad de Madrid que establece las bases reguladoras de ayudas a programas de actividades de I + D entre grupos de investigación de la Comunidad de Madrid y convocatoria en tecnologías cofinanciada con Fondo Social Europeo 1 que en su artículo 7.9 establece que "los investigadores beneficiarios del programa deberán facilitar el acceso abierto a los resultados de su investigación en el repositorio institucional disponible a tal efecto en su universidad, organismo público de investigación y/o en el repositorio independiente de la Comunidad de Madrid, en el que deben depositar una copia del artículo publicado o la versión final del mismo, aceptada para su publicación, junto con los documentos de trabajo, los resultados de los experimentos, etcétera, en un plazo no superior a seis meses para las áreas de tecnologías y biociencias y de doce meses para las áreas de ciencias sociales y humanidades desde el momento de publicación del artículo". En el ámbito universitario es destacable la "Declaración de la CRUE en apoyo del modelo de acceso electrónico abierto", aprobada por la XII Asamblea General de REBIUN (2004) que "Insta a los autores, especialmente aquellos que desarrollan proyectos financiados con fondos públicos, a dar prioridad, al enviar sus trabajos para su publicación, a aquellas publicaciones que siguen el modelo de acceso electrónico abierto [...] En ningún caso, ceder totalmente sus derechos de autor, de modo que puedan depositar copia de sus trabajos en repositorios institucionales de acceso electrónico abierto".

En esta línea, la Sociedad Española de Entomología Aplicada (SEEA) ha querido ofrecer a sus socios un repositorio centrado en la Entomología aplicada donde poder depositar sus documentos académicos y científicos, de modo que el público tenga acceso en un mismo lugar a estudios que se están haciendo en esta área temática. En cuanto a los materiales depositados en el repositorio, la SEEA se compromete a velar por los derechos de autor y la propiedad intelectual; garantizar la conservación y el acceso perpetuo de los archivos digitales; cumplir con la normativa y los protocolos para depósitos digitales e incorporar el repositorio r-SEEA en otros recolectores, portales y buscadores académicos.